martes, 4 de diciembre de 2012

Sable para Granaderos a Caballo de la Guardia Imperial

Francesc Pintado i Simó Monnè


Massèna International Society


Mariscal Bessières como General en Jefe de la Guardia Imperial

Bessières es destinado a la Península en 1808 para dirigir el 2º Cuerpo de Ejército que ocupa Salamanca, aplastando con sus 14.000 hombres a un Ejército de 40.000 capitaneados por el General Cuesta en Medina de Rioseco el día 14 de Julio de 1808.

Al enterarse Napoleón de esta gran victoria dice "Bessières ha colocado a mi hermano en el Trono de España".

Según los informes de un doble agente que recibe Bessières anunciándole la intención de los Generales Blake y Cuesta de unir sus efectivos, forma un Ejército de 14.000 hombres y 40 cañones y marcha rápidamente con el fin de sorprender a dichos Generales, aproximándose a las posiciones españolas a lo largo de los campos de cultivo de Medina de Rioseco, en la Provincia de Valladolid.

Dentro de las filas francesas formadas por elementos escogidos de entre tres Divisiones había efectivos de una División de Reserva, una División de Veteranos llegada desde Francia y Unidades de la Guardia Imperial llegados desde Madrid.


Granaderos de la Guardia Imperial en Rusia

Ubicado dentro de los efectivos de la Guardia Imperial había un Destacamento de Granaderos a Caballo, curtidos guerreros cuya reputación en combate les precedía, habían actuado en la insurrección madrileña del dos de Mayo y anteriormente en las batallas de Marengo (14.06.1805), Ulm (16-19.10.1805), en las llanuras de Pratzen en la batalla de Austerlitz (02.12.1805 y en la batalla de Eylau (07-08-02.1807).

Hoy se encuentran en Medina de Rioseco, lugar en el que llevan a cabo una de sus más brillantes y decisivas cargas cuando acuden en ayuda de la División Merle, desbaratando a las fuerzas españolas que mantenían en jaque al mencionado General.

En 1809, participan en las Batallas de Aspen-Essling y Wagram (Alemania), regresando a la Península nuevamente bajo el Mando del Mariscal Bessières en el Noroeste de España.


Imponente! Granadero a Caballo de la Guardia Imperial

Después del desastre de Torres Vedras (Portugal), el Mariscal Massèna es perseguido por Wellington hasta Fuentes de Oñoro, lugar donde son requeridas todas las Fuerzas bajo el Mando de Bessières, pero éste solo se justifica haciendo llegar a la zona a sus Granaderos a Caballo bajo el Mando del General Lepic, quien se niega a obedecer las órdenes del Mariscal Massèna de entrar inmediatamente en combate, alegando que la Guardia Imperial solamente obedece las órdenes directas del Emperador o en su defecto de su Comandante en Jefe el Mariscal Bessières. Los Granaderos no toman parte en la batalla, permaneciendo en Reserva.

En 1812 los Granaderos a Caballo toman parte en la Campaña de Rusia, distinguiéndose en la batalla de Borodino llamada también batalla de la Moscowa en la que se distinguen en singular carga. Durante los incendios de Moscú, los Granaderos a Caballo hacen las veces de policía para mantener el orden dentro de la Capital de todas las Rusias. Protegen la retirada del Ejército Francés hacia Polonia, asumiendo también la protección del Cuartel General Imperial, cometido que comparten con Cazadores a Caballo de la Guardia Imperial, interviniendo también en la batalla del paso del río Bereziná.


El Mariscal Bessières representado en la que sería su última carga

El Regimiento fue informado que a las 12,55 de la mañana del día 1º de Mayo de 1813, mientras el Mariscal Bessières dirigía una carga en la localidad de Rippach cerca de Wiessenfels una bala de cañón rusa se le lleva la mano y le traspasa el pecho. Napoleón diría después de Waterloo "Si hubiera tenido a Bessières en Waterloo, mi Guardia habría decidido la Victoria".

Sable diseñado por Nicolás Noël Boutet (1761-1833) Director Artiste de la Manufacture Inpèriale d´Armes de Versailles (1792-1818) y Arcabucero del Emperador.


Sable para tropa de Granaderos a Caballo de la Guardia Imperial

Montura en latón punzonada "Versailles" y "JC" compuesta por guarda formando plataforma con corto galluelo vuelto ligeramente hacia la hoja, dos gavilanes oblicuos que salen de la guarda para unirse a la plataforma enlazados mediante un círculo que contiene una granada flameante, símbolo de Elite. Puño de madera forrado de espeso cuero reforzado con doble torzal de latón formando espiga, monterilla simple, doble y virola.

Magnifica montura diseño de NN Boutet

Hoja "a la Montmerency" firmada en su lomo "Manufacture Impèriale du Klingenthal Septembre 1810"
ligeramente curva de 95 cm., punzonada en su bigotera con los punzones de Bish (Controlador 2ª clase activo en Klingenthal: 1809-1824) y de Lobstein (Revisor activo en Klingenthal: 1804-1820) presentando un tercer punzón, este ilegible. Filo corrido hasta la punta, lomo cuadrado y contrafilo, vaceada en sus dos caras, presentando sendos canales (uno en cada una de sus caras) a partir de su primer tercio y hasta el inicio del contrafilo.


Detalle de la inscripción que figura en el lomo indicando el nombre de la fabrica y fecha de fabricación de la hoja

Vaina confeccionada enteramente en latón, compuesta por brocal, dos abrazaderas provistas de pitón con anilla y batiente, éste confeccionado en hierro. La vaina presenta dos orificios en cada una de sus dos caras, rectangulares con sus extremos redondeados que dejan ver la madera interior de la vaina, forrada de cuero. En su batiente presenta punzonada una "V" de Verifiè (Verificado) dando a entender que el producto ha pasado el control de calidad y es apto para combatir en primera línea. Lleva también un punzón "J.C"  (J. Caramazu, Revisor en Versailles: 1803-1806 y 1809-1811), ubicado entre el orificio inferior de la vaina y la segunda abrazadera, punzón éste idéntico al ya mencionado ubicado en el galluelo de la montura.


Detalle del punzón de J. Caramazu ubicadi en la vaina


Detalle del batiente de hierro. Observese la "V" de "Verifiè" debidamente punzonada

Este mismo sable equiparía también a los Dragones de la Garde Impèriale o Dragons de L´Imperatrice así como a la Gendarmerie d´Elite.

No hay comentarios:

Publicar un comentario