jueves, 6 de noviembre de 2014

SABRE D'OFFICIER SUPERIEUR DE HUSSARDS dit "A L'ALLEMANDE"

Sable para Oficial Superior o General de Húsares llamado "a la Alemana"

Francesc Pintado i Simó-Monnè


Membre de Massèna Society

et

du Souvenir Napoléonien (Societé française d'histoire napoléonienne)


Bonaparte General en Jefe del Ejército de Italia durante la primera Campaña (1796-1797)
Grabado por Jean Baptiste Edouard Detaille (1848-1912)
Observad el sable para Oficial General con montura "a la Alemana" utilizado por Bonaparte es esa ocasión, origen de éste artículo


Detalle del conjunto


Otra perspectiva del conjunto


El sable enfundado junto a su cinturón y fiador

Como todos sabéis por anteriores escritos en los cuales presento otras variantes de éste mismo modelo, los sables denominados "a la alemana" fueron introducidos en la Europa Occidental por mercenarios ubicados dentro de las formaciones de Caballería Ligera, Húsares procedentes de la Europa del Este y Central. Estos mercenarios bien húngaros, bien alemanes, polacos o procedentes de cualquier otro país centro-oriental europeo introdujeron este tipo de arma en la Francia de finales del Siglo XVII, concretamente desde 1692.


Colección de sables del Museo Massey

Los antepasados de éste sable en cuestión eran de hierro, de construcción espartana y montaban diferentes tipos de hoja con un denominador común, su montura asemejada a las orientales, húngaras o a las calificadas como alemanas.

Cuatro modelos componían este tipo de armas:

1 - Le Hegyestör o Panzerstecher en alemán. Dotado de una montura al estilo húngaro con o sin guarda y de una estrecha y larga hoja recta con doble filo metiendo entre 120 y 160 cm. la funda era de madera forrada de espeso cuero y reforzada con varias abrazaderas, brocal y batiente fabricados en latón. Este arma debido a su medida no era transportada por el jinete sino ubicada en la silla de montar y suplantaba el uso de una lanza.

2 - Le Kilitch (2º sable a contar desde la izquierda de la imagen). De la familia de las cimitarras o sharmshir persa se adoptó en el Siglo XVII en los ejércitos centro-europeos. Fue la base de los futuros sables húngaro-polacos y otomanos. Su característica principal era su montura, ésta "a la alemana" pero carente de guarda, solamente provista de un solo gavilán recto formando cruz con sendos seguros de vaina y un anillo ubicado en su cara izquierda o cara no vista que servía para introducir el dedo pulgar. Estaba dotado de hojas curvas del tipo "Cimitarra" siempre de un solo filo corrido hasta la punta, lomo cuadrado y contrafilo en mesa. Las fundas eran confeccionadas en madera forradas de espeso cuero, con brocal, contera, abrazaderas de refuerzo y cantoneras confeccionadas en hierro o latón.

3 - Le Pallos o Pallasch en alemán. Exactamente de igual factura que Le Kilitch con la única diferencia de montar una importante hoja recta.


Detalle de un anillo para dedo pulgar ubicado en la cruceta de una Szablya (Sable)

4 - Le Szablya o säbel en alemán, llamado sabre en Francia (piezas: 1-3-4-5-6 y 7)). este modelo de origen húngaro-polaco supone el principio de lo que será el futuro sable para caballería ligera, reúne las características más importantes de los modelos anteriores, montan hojas curvas y las monturas carecen de guarda al principio, algunos llevan una cadeneta, aro para introducir el pulgar, algunos de ellos llevan guarda abierta es decir la guarda no cierra en el pomo, como es habitual posteriormente, que adquieren la forma cerrada al pomo. Hacia 1736 empezamos a ver la utilización del latón en monturas y ornamentos para funda introducidos por mercenarios de origen austro-húngaro aun que coexisten con los confeccionados enteramente en acero.

Probada la eficacia de Le Szablya o Sable en combate, es creado por Real Decreto de fecha 15 de Mayo de 1752 la adopción del primer sable reglamentario para Húsares en Francia, denominado como modelo de 1752 (piezas nº 8 y 9). Debo de mencionar que el precitado Real Decreto también albergaba la adopción de un nuevo equipo y vestimenta con el fin de unificar a estas peculiares formaciones de caballería ligera.

La montura del modelo de 1752, a la moda austro-húngara estaba confeccionada enteramente en latón, de guarda simple, largo gavilán recto terminado en bola, éste formando cruz con sendos seguros para vaina, puño de madera cordada y forrada de espeso cuero con sendas tachuelas de forma cilíndrica (una en cada una de sus dos caras) como refuerzo y monterilla corrida. Hoja curva, plana o vaciada o bi-vaciada de filo corrido hasta la punta, lomo cuadrado y contrafilo en mesa. Funda de madera forrada de espeso cuero protegida por cantoneras, abrazaderas, brocal y contera. Batientes muy discretos casi inapercibidos.

El Modelo de 1752 va sufriendo metamorfosis hasta llegar al modelo de 1760 (pieza nº 10 y posteriores de la imagen de la Colección Massey), base de los futuros sables que se utilizarían hasta el final del Primer Imperio. Modelos de 1767-1776-1777-1786 y AN-IX (1800). A pesar de haber establecido bases concretas de uniformidad han llegado a nuestros días multitud de variantes ya que a pesar de utilizar el mismo tipo de hoja (Klingenthal o Solingen) cada taller aportaba sus monturas y vainas lo que conlleva infinita variedad también en sables para tropa, aun que la verdadera variedad se centra en los sables para Oficial, que podríamos decir que no hay uno igual a otro ya que al ser piezas de capricho cada cual aplicaba su gusto según sus posibles.

El sable a la alemana es muy apreciado por Oficiales, Jefes y Generales lo que hace que los fabricantes lo produzcan. Muchas unidades son fabricadas desde finales del reinado de Luis XV hasta el final del Imperio aun que las mejores piezas datan de los años de la República y el Consulado, años en que este modelo alcanza su plenitud.


Detalle de la montura "a la alemana"

El sable que hoy ocupa mi atención es un sable para Oficial Superior o General, data de la época Republicana (Directorio 1795-1799 - Consulado 1799-1804) y su estado de conservación raya el 98% en su totalidad.

Esta pieza de extremado lujo con montura a la alemana, de guarda simple perlada, gavilán recto finamente cincelado formando cruceta con sendos seguros para vaina (uno en cada una de sus dos caras), puño de madera cordada forrada de cuero y monterilla simple dotada de pomo oval, típico de este tipo de monturas finamente cincelado con motivos militares, distintivo éste propio de las monturas llamadas a la alemana. Todo el conjunto a excepción de su puño, está fabricado en latón dorado al mercurio.

Magnífica hoja curva de lomo cuadrado, filo corrido hasta la punta y contrafilo en mesa, bi-vaceada en ambas caras en su primer cuarto, presentando finamente cincelados en sus dos caras la figura de un Húsar cargando así como de motivos florales y militares acabados en oro y cobalto, cambiando a un solo vaceo sobremontado por tres canales en toda la longitud de sus dos cuartas parte siguientes, convirtiéndose su cuarta y última parte en mesa. He de resaltar la extrema belleza de esta hoja, francamente su variedad de vaciados y acanalados la hacen espectacular.

Vaina típica de las llamadas a la alemana aun que no usual ya que este tipo de vainas normalmente presentan una abrazadera con pitón y anilla entre el brocal y la contera. La vaina que presenta nuestro sable es de madera forrada de espeso cuero ennegrecido, presenta un magnífico brocal acanalado en vertical en toda su longitud, con pitón y anilla, sendos encajes para albergar los seguros de vaina, y dos cartuchos uno en cada una de sus caras, presentando su cara vista motivos militares finamente cincelados mientras que el cartucho de su cara no vista presenta una corona de laurel insertada en una alabarda con un escudo, éste vacío. El resto de la vaina está protegido por una importante contera con batiente, dotada de pitón y anilla, acanalada en vertical en toda su longitud, acabada con decoración floral cincelada en sus dos caras. Presenta además sendos cartuchos, uno en cada una de sus dos caras, presentando el derecho motivos militares como un peto, una espada, dos banderas y una alabarda coronada con un gorro republicano, todo ello rodeado por hojas de roble, presentando el cartucho izquierdo la típica hacha republicana coronada por un gorro republicano, todo ello rodeado por hojas de olivo. Todas las partes metálicas de la vaina son de latón dorado al mercurio a excepción del batiente, que es de acero.

El conjunto está dotado de un fiador para Oficial Superior o Genereal confeccionado en pasamanería de hilo de oro y terminado por una gran borla, ésta confeccionada en hilo de latón dorado al mercurio, pieza que ha llegado hasta nuestros días en un estado impecable de conservación.

El conjunto presenta además un cinturón porta-sable, confeccionado en triple cuero cosido y decorado en toda su longitud en hilo de plata. Hebilla típica para Oficial Superior u Oficial General compuesta por sendos discos finamente cincelados ubicando en su centro una cabeza de león. Su cierre lo forma una serpiente en forma de S también fabricada en latón dorado al mercurio. El cinturón lleva sendos porta-sable, el primero corto para albergar la anilla ubicada en el brocal de la vaina y el segundo largo para albergar a la anilla ubicada en la contera de la vaina. Ambos llevan una hebilla de forma rectangular ricamente cincelada, fabricada en latón y dorada al mercurio, como habitual en toda pieza de lujo. 


El sable con su fiador junto a su funda


Detalle de un Húsar cincelado en oro y cobalto en la hoja


Fiador


Detalle de la borla del fiador confeccionada en hilo de latón dorado al mercurio


Detalle de la monterilla, ésta simple y ricamente cincelada


Detalle del pomo de la monterilla, tipica "a la alemana". f
Fijaros en la rica ornamentación que presenta su cincelado típico de este tipo de monturas llamadas "a la alemana"


Detalle del espléndido brocal presente en la vaina.
Observad el cartucho cincelado con motivos militares, ornamentación típica de éstas armas


Detalle del segundo cartucho que obra en la cara vista o cara derecha de la vaina.
Su rica ornamentación hace alusión a un General de la época Republicana


Detalle del cartucho superior que obra en la cara no vista o cara izquierda de la vaina.
Observad el escudo donde ivan las iniciales de su propietario, borradas por los descendientes del General con el fin de evitar se sepa de quien se trata ya que el arma fue puesta en pública subasta


Detalle del segundo cartucho que obra en la cara no vista o cara izquierda de la funda del arma.
Observad el inconfundible símbolo de la República


Detalle del batiente, este confeccionado en acero y en forma de lira asimétrica


Cinturón típico para Oficial General confeccionado en triple cuero cosido y ornamentado en hilo de plata en toda su longitud


Detalle de la típica doble hebilla para Generales que presenta sus correspondientes cabezas de león y su cierre en forma de serpiente


Detalle del porta sable corto ubicado en el cinturón.
Observad su hebilla, en latón dorado al mercurio extremadamente ornamentada


Detalle del porta sable largo, de la misma factura que el corto.
Observad el cuero del cinturón bordado en hilo de plata


Detalle de la hebilla de unión del cinturón con el porta sable corto, observad el gancho que servía para colgar el sable con el fin de evitar arrastrarlo


Detalle de la hebilla de unión del cinturón con el porta sable largo

Otras variantes del mismo modelo:


Época: Revolución (1789-1795)


El sable junto a su funda


Época: Antiguo Régimen (Luis XVI - 1774-1789))


El sable junto a su funda

No hay comentarios:

Publicar un comentario