viernes, 24 de julio de 2009

DOSSIER: Los nuevos sables "a la Hussarde"




En mi anterior artículo, hablaba de los sables para Húsares, de aquellos viejos sables, que nunca abandonaron, aunqué con el paso del tiempo, esas viejas formas fueron evolucionándo, según la moda de la época, inducida por fabricantes y comerciantes ante la demanda de los modelos tradicionales.
En éste artículo, querría hacer referencia a la evolución de los sables para Oficial de éste Cuerpo y a las nuevas formas que se ponen de moda durante los últimos años del Consulado y en el recién llegado Imperio.
Estas nuevas formas, evolutivas de los viejos modelos, consisten primordialmente en la esbeltez de sus líneas y la uniformidad de sus materiales de construcción ya que principalmente las vainas dejan de ser de madera forradas de cuero y embutidas en hierro o latón, para pasar a ser confeccionadas enteramente en hierro o latón, dándoles así mucha más consistencia y dureza.
Las armas de las fotografias son evolutivas de las llamadas monturas "a la alemana", todas ellas llevan vainas construidas enteramente en latón y sus hojas enbellecidas, como habitual, con motivos florales, militares y orientales típicos de la época, en oro y con fondo de cobalto en un tercio de su extensión, a excepción de la tercera empezando a contar por la izquierda, que lleva una fina hoja de damasco decorada al ácido con motivos astrales, propios éstos de la Caballería Ligera.
Asimismo querría destacar, que el nombre que se le dá a la montura de "a la alemana", no tiene nada que ver con ese País, simplemente es una denominación que define éste tipo de monturas y que nadie ha sabido aclarar. Los mercenarios venidos del Este de Europa utilizaban tanto ésta montura, como la llamada "a la húngara" o "a la hussarde".

No hay comentarios:

Publicar un comentario